Home RecetasPiqueos Jamón serrano, cebolla caramelizada, huevo de codorniz frito y salsa holandesa

Jamón serrano, cebolla caramelizada, huevo de codorniz frito y salsa holandesa

por Lore

Dificultad 3/5

Estos bocaditos son INCREIBLES, tienen una mezcla de sabores que explotan en tu boca. Puedes tener casi todo preparado antes para que en el momento solo tengas que freír los huevos y que tus invitados se asombren de tus destrezas en la cocina. Yo hice este piqueo para un grupo de amigas y hasta que se acabaron, lo único que hicieron fue hablar de ellos. Por qué no intentarlo tú también? La parte más difícil diría que es la salsa holandesa porque hay riesgo de que se corte o se vuelva huevo revuelto, pero una vez que aprendas la técnica se lo vas a querer poner a todo!
Porciones: 20

Ingredientes:
– 1 baguette, cortado en rodajas y tostado o las galletitas que más te gusten
– 150g jamón serrano o prosciutto
– 200g cebolla verde
– 20g mantequilla
– 10g azúcar (opcional)
– 20 huevos de codorniz

Para la salsa holandesa:
– 10 yemas de huevo
– 10ml agua
– 200g mantequilla derretida y enfriada a temperatura ambiente
– sal y pimienta a gusto

Procedimiento:
1. Primero vamos a hacer las cebollas caramelizadas. Estas las hice la noche anterior a mi evento y al día siguiente solo las saqué de la refri para que vuelvan a temperatura ambiente y listo. Primero, corta la cebolla en tiras muy finitas y cocínalas en la mantequilla a fuego medio-bajo.
IMG_5259
2. Usamos fuego medio-bajo porque queremos que se cocinen totalmente antes de empezar a caramelizarlas, además queremos que el color sea parejo. Primero van a notar que se van a poner muy suaves y transparentes, y luego van a empezar a tomar algo de color poco a poco.
IMG_5260IMG_5263
3. Aquí un consejo. El jugo de las cebollas, que está lleno de azúcar, se va a pegar a la sartén eventualmente y se va a comenzar a caramelizar. Para despegarlo, echa un poquito de agua (1 cda es suficiente) y usa las mismas cebollas para frotarlo y devolverles el azúcar caramelizado. Aquí va el antes y después:
IMG_5264IMG_5265
4. Finalmente se van a ver como la foto de aquí abajo. Yo las termino con un poquito de azúcar mientras están calientes solo para resaltar un poco el sabor, pero es muy opcional.
IMG_5268
5. Luego, para la salsa holandesa, pon las yemas de huevo y el agua en un bowl metálido sobre un baño maría que esté ligeramente hirviendo. Si no tienes bowl metálico va a funcionar también, pero es más fácil controlar la temperatura de esta manera. Bate con un batidor de mano continuamente hasta que empiece a espesar y puedas hacer figuras cuando chorree de tu batidor. Esto puede tomar algunos minutos. Acá es importante que no se ponga muy caliente. Si sientes en tu mano que el bowl se está calentando demasiado, sácalo del fuego y sigue batiendo fuera de él con el calor residual que queda en el bowl hasta que nuevamente se enfríe y puedas regresar al baño maría. La temperatura no debería subir de 60C, que es aproximadamente como se siente cuando abres el caño con solo agua caliente. Puedes tocar el huevo para asegurarte que está bajo control.
IMG_5308
IMG_5309
6. Agrega la mantequilla derretida en un chorrito mientras bates para que no se corte. La grasa de la mantequilla va a hacer que se espese. Termina con sal y pimienta.
IMG_5311
7. Puedes mantener este bowl sobre el baño maría con el fuego apagado solo para que esté calentito. Si se enfría mucho se puede espesar un poco, para hacerlo volver usa un poquitito de agua hirviendo y batiendo rápido a medida que agregas y te queda de la consistencia que quieres.
8. Para freír el huevo, pon un poquito de aceite en la sartén, solo lo suficiente para hacer una capa delgada en la base. Ten el fuego muy bajito ya que si está muy caliente, la clara del huevo se va a volver un mar de burbujas. La idea es que la clara quede blanquita y la yema se reviente en tu boca cuando lo muerdas.
IMG_5329
8. Luego, los pasé a papel toalla para absorber el aceite, y porque me pongo obsesiva-compulsiva cuando cocino, corté los huevitos al tamaño de mis galletitas.
IMG_5326
9. Finalmente, solo queda ensamblar. Yo armé todo menos el huevo antes que lleguen las invitadas y luego solo quedaba ponerle el huevito encima. Puse primero una cucharadita de cebolla caramelizada, luego un poco de jamón serrano, y terminé con el huevo frito. Puse la salsa holandesa al lado en una jarrita para que las invitadas pudieran servirse y comerlo inmediatamente 🙂

Que lo disfruten!

IMG_5324IMG_5321IMG_5317IMG_5313IMG_5315Web

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.