Home RecetasPlatos principales Polenta cremosa con queso parmesano

Polenta cremosa con queso parmesano

por Lore

Dificultad 1/5

Para mí, la polenta es felicidad total. Y así también el parmesano. Así que cuando descubrí la mezcla, mi vida estaba completa. Poner un bocado de polenta en mi boca es perfección absoluta, siempre y cuando esté bien hecha. Me encanta cuando es cremosa y suave, en ese punto podría eliminar los risottos de mi vida y cambiarlos por poletan. Sí, ¡acabo de decir eso! La puedes comer sola, agregar vegetales al horno o cualquier proteína que te guste. Personalmente me gusta con carnes con salsas dulces o vegetales dulces como la betarraga o camote; hace un contraste muy rico.

Porciones: 2 completas, 4 como acompañamiento

Ingredientes:
– 150g polenta, yo usé instantánea (pre-cocida)
– 600-900ml lete
– 50ml crema de leche
– 40g queso parmesano (yo usé Grana Padano) + más para decorar
– sal y pimienta al gusto
– 20g mantequilla sin sal
– Aceite de oliva extra virgen para echar encima (opcional)
– Hojas de albahaca para decorar (opcional)

Procedimiento:
1. Para llegar a la máxima cremosidad, yo cocino la polenta en leche en vez de en agua. Así que comienza mezclando la polenta con la leche y deja que se cocine. Incluso si es instantánea necesita unos buenos 5-10min para que esté lista. No debe ser nada durita, sino súper suave, que se deshaga en la boca. Hay que cocinarla hasta este punto. Agrega más leche a medida que la polenta la absorba y te pida más. Para cuando esté cocida y parezca como un puré de papa líquido.
img_1380
2. Me encantan las escamas de parmesano, especialmente cuando el queso es muy bueno (como el que usé). Se aprecia mucho más. Así que primero me hice unas escamas con un pelador para luego rallar la cantidad de la receta. El queso rallado va a la olla con la crema y se mezcla hasta que esté totalmente derretido. En este punto prueba y corrige el nivel de sal, ya que el queso de por sí tiene sal. Termina con 20g de mantequilla sin sal fría y mezcla mientras se derrite.
img_1379img_1382

¡Y listo!  Termina con un chorrito de aceite de oliva extra virgen, tus escamas de parmesano y una hojita de albahaca. ¿Sí o no que es muy fácil?  Hazlo en un día frío y me lo vas a agradecer demasiado 🙂 Espero que les guste, ¡buen provecho!

img_1391img_1386img_1390img_1384img_1387img_1394espan%cc%83ol-follow-me-para-posts

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.