Go Back
+ servings

Mi receta básica de salsa de tomate

5 from 3 votes
Imprimir Pin
Plato: Principal
Tiempo de preparación: 30 minutos
Tiempo de cocción: 1 hora
Tiempo total: 1 hora 30 minutos
Raciones: 6 personas

Ingredientes

Caldo vegetal

  • 100 g apio cortado en pedazos medianos
  • 100 g zanahoria pelada y cortada en pedazos medianos
  • 100 g cebolla cortado en pedazos medianos
  • 1 hoja de laurel

Para la salsauito

  • 20 ml aceite de oliva
  • 100 g cebolla cortada en cubitos pequeños
  • 100 g zanahoria pelada y cortada en cubitos pequeños
  • 1 hoja de laurel
  • 1 diente de ajo rallado finamente o picado finamente
  • 4 cdas pasta de tomate / concentrado de tomate
  • 50 ml vino blanco
  • 400 g tomates cherry cortados en cuartos o 4 tomates grandes pelados, sin pepa y cortados en cubitos
  • 4 tomates pelados, sin pepa y cortados en cubitos
  • 500 ml caldo vegetal de arriba
  • 3-4 ramitas albahaca fresca atadas para que se puedan quitar fácilmente
  • 1 corteza de queso parmesano (opcional)
  • a gusto sal y pimienta

Elaboración paso a paso

Caldo vegetal

  • Pon todo en una olla y deja que rompa hervor. En ese punto baja la temperatura y deja que hierva ligeramente por 30min.

Salsa de tomate

  • Primero cocinamos la zanahoria, cebolla y hoja de laurel en el aceite de oliva a temperatura media hasta que la cebolla esté suave y transparente.
  • Agrega el diente de ajo y cocina por algunos segundos
  • Agrega la pasta de tomate y cocina por por lo menos 1 min
  • Agrega el vino blanco y deja que se evapore por completo
  • Agrega los tomates y tomates cherry y caliéntalos hasta que salga vapor de ellos
  • Agrega sal y el caldo vegetal
  • Agrega el resto de elementos aromáticos: la albahaca y corteza de queso parmesano.
  • Deja que empiece a hervir y luego baja la temperatura a una muy bajita y deja que se cocine por 30-45min para que los tomates tengan tiempo de desintegrarse.
  • Una vez listo, quita la corteza de queso parmesano y la albahaca y hierve a temperatura alta en caso necesites que se evapore más líquido. Ajusta el nivel de sal y agrega un poco de azúcar si los tomates estaban muy ácidos.