Go Back
+ servings

Gnocchi de camote

5 from 4 votes
Imprimir Pin
Plato: Principal
Tiempo de preparación: 30 minutos
Tiempo de cocción: 1 hora
Tiempo total: 1 hora 30 minutos
Raciones: 2 personas

Ingredientes

Para los gnocchi

  • 500 g camote
  • 1 huevo
  • ½ cdta sal
  • 100 g harina sin polvos de hornear + adicional para ajustar la masa y espolvorear los gnocchi

Para la salsa que hice

  • 50 g pecanas / nueces pecanas
  • 30 g mantequilla
  • 60 g espinaca baby sin los tallos
  • 30 g queso parmesano recién rallado, no el que viene granulado en bolsa
  • Sal y pimienta a gusto

Elaboración paso a paso

Para los gnocchi

  • Cocina los camotes en un horno precalentado a 200°C / 400°F por 1-2 horas (sin pelar, enteras). No les pongas aceite, sal, ni nada. Directo al horno. Sácalos cuando puedas atravesarlos muy fácilmente con un cuchillo.
  • Aún calientes, córtalos a la mitad y saca el interior con una cuchara. Descarta las pieles. Prensa el interior usando un prensa papa o también puedes usar la parte de atrás de una cuchara para pasar el camote por un colador. Es importante que el camote esté caliente cuando lo prenses porque si no va a ser muy difícil hacerlo. Si se te enfriaron los puedes recalentar en el microondas u horno.
  • Deja que el camote prensado se enfríe por completo antes de agregar el huevo. Es mejor si tapas el bowl para que no se seque.
  • Mezcla el huevo con el camote hasta obtener una mezcla uniforme. Luego agrega la harina y la sal y mezcla. Cuando la cuchara o espátula ya no te ayude, termina de mezclar con tus manos sobre una superficie limpia. Agrega más harina hasta que ya no se te pegue a las manos. Aquí ten cuidado de mezclar pero no amasar mucho porque eso puede hacer que la mezcla se ponga pegajosa y elástica y no la vas a poder salvar.
  • Forma una serpiente o gusano con un trozo de la masa. De la serpiente corta pequeños trocitos para formar los gnocchi. ¡Que no sean grandes, se van a expandir en el agua!
  • Para darles forma de gnocchi, convierte las almohaditas que hiciste en bolitas, espolvoréales harina y pásalos por un tenedor o tabla para hacer gnocchi. Primero la presionas un poco con tu pulgar para luego levantar y lado y hacer que gire sobre sí mismo, casi doblándolo a la mitad. La forma final tiene la textura a rayas por un lado y un doblés por el otro.
  • En este punto puedes congelarlos por hasta un mes. Para ello pones un trozo de papel mantequilla sobre una fuente que entre en el congelador. Le espolvoreas harina y sobre ella pones los gnocchi uno al lado del otro sin tocarse. Puedes hacer varias capas de papel con gnocchi. Así se van al congelador por 8 horas o toda la noche. Luego de ese tiempo ya puedes meterlos en un contenedor todos juntos y no se van a pegar. Para cocinarlos van directo al agua hirviendo con sal y los sacas cuando flotan.
  • Cocínalos en agua hirviendo con sal y sácalos a medida que salen a flote. Agrégalos a la salsa directamente o si no ponlos en un bowl y échales aceite de oliva a medida que los vas sacando para que no se peguen entre ellos. Si te gusta la salsa con la que yo los serví, sigue leyendo.

Para la salsa que hice

  • Mientras pones a hervir el agua para los gnocchi, prepara todos tus ingredientes porque todo sucede rápidamente cuando salen los gnocchi.
  • Tuesta las pecanas en una sartén precalentada a fuego medio. Pícalas.
  • En la misma sartén pon la mantequilla y deja que se dore, vas a saber que está lista porque va a dejar de chisporrotear. Sácala del fuego.
  • Agrega los gnocchi al agua y retíralos a medida que salgan a flote y los pones en la sartén con la mantequilla. Ten cuidado de no quemarte. Mezcla.
  • Una vez que todos los gnocchi estén en la sartén, regrésala a fuego medio y agrega aproximadamente ¼ de taza del agua de cocción de los gnocchi, la espinaca, las pecanas y el queso parmesano rallado. Mezcla hasta que la salsa se espese y se vea brillante y sirve inmediatamente.