Go Back
+ servings

Galletas rellenas de manjar blanco

4.72 from 14 votes
Imprimir Pin
Plato: Galletas, Postre
Tiempo de preparación: 15 minutos
Tiempo de cocción: 25 minutos
Tiempo total: 40 minutos
Raciones: 12 galletas
Autor: Lorena Salinas de Cravings Journal

Ingredientes

Para el manjar blanco

  • 400 g leche evaporada
  • 400 g leche condensada

Para las galletas

  • 120 g mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 160 g azúcar rubia
  • 1 huevo
  • 1 cdta extracto o esencia de vainilla
  • 220 g harina sin polvos de hornear
  • 1 cdta sal
  • 1 1/2 cdta polvos de hornear
  • 90 g chocolate de leche picado finito o en chips pequeños
  • Sal en hojuelas opcional

Elaboración paso a paso

Para el manjar blanco

  • Poner las leches en una olla a temperatura baja y mover hasta que espesen. No dejes de mover porque se pega a la base de la olla y se quema. USA UNA OLLA GRANDE, para que haya más leche tocando la base y se cocinen más rápido.
  • Se debe ver espesa en la olla: si pasas una espátula se debería tomar mucho tiempo en volver a cubrirse (5 segundos). Luego fuera de la olla se va a espesar un poco más a medida que se enfríe.
  • Dejar enfriar por completo. Luego, sobre una bandeja o fuente que entre en tu congeladora, ponle papel para hornear encima. Usa un porcionador de galletas o una cuchara para hacer bolas de manjar blanco sobre el papel (yo usé un porcionador de galletas de 4cm de diámetro), sin que se peguen entre ellas. Congélalo toda la noche o por lo menos 8 horas.

Para las galletas

  • Con un batidor de mano, mezcla la mantequilla con el azúcar hasta que se vea muy suave y cremosa.
  • Agrega el huevo y extracto de vainilla y mezcla nuevamente.
  • Agrega la harina, polvos de hornear y sal y mezcla con una espátula.
  • Pica el chocolate muy finamente (para que luego no se abra la galleta con el relleno) y agrégalo a la mezcla. Revuelve con una espátula para incorporar.
  • Cubre la masa y refrigérala toda la noche o por lo menos 8 horas.

Para el armado

  • Precalienta el horno a 200°C/400°F con la bandeja adentro. ¡Esto es importante!
  • Con un porcionador de galletas un poco más grande (yo usé uno de 5cm de diámetro) toma un poco de la masa de galletas y aplánala en tu mano de forma circular. Con un cuchillo o espátula angulada, raspa una de las bolas de manjar blanco y ponla sobre la galleta. Por si acaso, no va a estar dura sólida porque tiene demasiada azúcar como para solidificarse.
  • Con cuidado, envuelve el manjar blanco con la masa. Si te falta un poquito para cerrarla puedes aplanar un poquito más de masa y sellarla.
  • Gira la galletas y asegúrate que no hayan grietas. Usa el calor de tus manos para cerrar cualquiera que pueda haber. Deberías tener una pelota en tus manos, no la aplanes. Repite con suficientes galletas para llenar la bandeja. Mientras se hornean, pon el manjar blanco en la congeladora y la masa en la refrigeradora.
  • Pon las galletas sobre la bandeja precalentada (si tu bandeja no es antiadherente usa papel para hornear) y hornéalas inmediatamente por 5-8 minutos. Las galletas van a seguir suaves pero se deben ver cuajadas. NO se van a dorar por encima.
  • Al retirarlas, deja que se enfríen unos 5 minutos antes de levantarlas con una espátula. Deja que se enfríen por completo, idealmente sobre una rejilla.
  • Vuelve a precalentar la bandeja mientras preparas el resto de galletas y repite el procedimiento.
  • Estas galletas son geniales tibias, puedes calentarlas 10 segundos en el microondas antes de comerlas.