Home RecetasDesayuno y brunch Huevos benedictinos

Huevos benedictinos

por Lore

Los reyes del brunch son definitivamente los huevos benedictinos. Tiene demasiado sentido que así sea por la yema líquida y esa salsa holandesa que nos encanta.

Los huevos pochados o escalfados se pueden usar en distintas preparaciones, no solo sobre pan. Por ejemplo a mí me gustan sobre algunos platos de pasta o incluso en ensaladas.

Para mi receta de salsa holandesa yo uso agua en lugar del clásico vinagre porque me gusta más que tenga un sabor dulzón que el toque ácido. Pero si a ti te gusta con vinagre no pasa nada y haz el mismo procedimiento :).

La salsa holandesa también la puedes usar sobre pecados y queda demasiado bueno, es una combinación demasiado rica. Además le puedes mezclar un poco de salsa de tomate a la salsa holandesa y también ponérselo a un pescado blanco a la plancha. ¡Qué rico!

Huevos benedictinos

5 from 1 vote
Imprimir Pin Rate
Plato: Brunch, Desayuno
Cocina: Media
Tiempo de preparación: 10 minutos
Tiempo de cocción: 20 minutos
Tiempo total: 30 minutos
Raciones: 2 personas
Autor: Lorena Salinas de Cravings Journal

Ingredientes

Para la salsa holandesa

  • 2 yemas de huevo + 1 cda de agua o vinagre de manzana, según lo que te guste. Yo uso agua.
  • 100 g mantequilla sin sal derretida y enfriada a temperatura ambiente
  • sal y pimienta a gusto

Para el huevo pochado / escalfado

  • 2 huevos
  • agua
  • vinagre de manzana la cantidad de vinagre es el 15% de la cantidad de agua que uses

Para armar los huevos benedictinos

  • 2 trozos de pan tostado
  • 2 láminas de jamón el que más te guste

Elaboración paso a paso

Para la salsa holandesa

  • Derretir la mantequilla en el microondas o a baño maría y espera a que se enfríe. La leche va a caer al fondo del recipiente y no la vamos a usar.
  • Batir las yemas con el agua o vinagre en un bowl.
  • Ponerlas sobre un baño maría a fuego bajo-medio y batir constantemente hasta que se pongan espumosas. Si sientes que se está calentando demasiado y se empieza a cocinar demasiado (como huevo revuelto) sácalo del baño maría y bátelo súper rápido. Si le falta regrésalo al baño maría. 
  • Una vez espumosos y espesos sácalo del fuego y agrega la grasa de la mantequilla a modo de hilo batiendo constantemente para que no se corte. Una vez que te guste la textura (como una mayonesa ligera), salpimentamos y lo dejamos tapado con film tocando la superficie de la salsa holandesa para que no forme una capa dura encima.

Para el huevo pochado

  • Poner a hervir el agua con el vinagre.
  • Romper el huevo y abrirlo en un pocillo pequeño.
  • Bajar la temperatura del agua hasta que no veas burbujas.
  • Hacer un remolino en el centro con una cuchara. Acercar el pocillo con el huevo al agua y voltearlo de una sola vez.
  • Con mucho cuidado detén el remolino de agua para que no se estire el huevo.
  • Dejar cocinar por 2min o hasta que puedas tocarlo y sientas la clara dura y la yema aún líquida en el centro. Siempre que agregues otro huevo trae a hervor el agua nuevamente para luego bajar la temperatura como hicimos antes.
  • Cortar y descartar la estela del huevo que es como una cola que se forma porque la clara tiene una parte más líquida. Ponlo primero sobre un plato para que pueda escurrir el exceso de agua.

Para armar los huevos benedictinos

  • Poner el jamón sobre la tostada y encima el huevo.
  • Si la salsa holandesa se espesó mucho échale agua tibia y bate rápidamente. Échale solo unas gotas a la vez porque se pone líquida con poca agua. Servir sobre el huevo.
¿Probaste la receta?Menciona a @lorena.salinas en Instagram o usa el hashtag #RecetaCJ!

Deja un comentario

Rating de la receta




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.