Home RecetasDiario de Antojos Scones de té Earl Grey

Scones de té Earl Grey

por Lore

Me encantan los scones porque son un pancito muy sencillo de hacer y siempre le gusta a todo el mundo. Estos scones de té Earl Grey tienen un sabor muy particular y delicioso y son perfectos para cualquier hora del té o desayuno.

Origen del Scone

Los scones, pronunciados «scon», son originarios de Escocia. Se cree que se inventaron en los años 1500 y la primera mención literaria de ellos fue en el 1513. ¡En ese entonces se hacían de avena! Rápidamente llegó la moda a Inglaterra y hoy se consumen ampliamente ahí también. Cuando vivía en Londres me encantaba comer scones y me divertía buscar distintos tipos de tés para probar en mi casa junto con ellos. Esta variación del sabor clásico de té Earl Grey es una real delicia.

Scones de té Earl Grey

Scones de té Earl Grey

Hay muchísimas maneras de hacer scones y la cantidad de sabores y variedades a las que se presta esta masa es infinita. Esta vez hicimos scones de té Earl Grey, que si no lo conoces, es una mezcla de té negro y Bergamota. La Bergamota es un cítrico rugoso que tiene un aroma muy particular y es lo que le da su sabor y olor característico. Para hacer los scones, primero saboricé la leche de la masa con el té para luego usarlo en la receta. El té que usamos es de la marca Supremo y encuentras todas las variedades en su tienda online Té y Más.

Cómo comer scones de té Earl Grey

La manera más clásica de comer scones es con «clotted cream» y mermelada. La «clotted cream» es un producto derivado de la crema de leche que es muy espeso y grasosito. Es difícil de conseguirlo en latinoamérica así que puedes reemplazarlo por crema batida si quieres probar la mezcla. A mí también me encanta comerlos con mantequilla y mermelada. ¡Es un placer realmente fuera de este mundo! Y aunque una taza de té es el acompañamiento más clásico, debo decir que van increíble con una taza de café también.

Otras recetas de scones

Si eres fan de los scones como yo y te gustó esta receta de scones de té Earl Grey, tengo otras recetas aquí en el blog que te podrían interesar.

Scones de jamón y queso
La versión salada con jamón y queso de esta receta, perfecta para desayunos.
Ver la receta
Scones salados con semillas
Una versión salada de scones pero con un sabor más neutral, perfecto para distintos tipos de rellenos.
Ver la receta
Scones con pasas
Una de las versiones más clásicas de la receta y la puedes hacer sin pasas también.
Ver la receta
Scones de naranja y cranberries
Una deliciosa variación con sabor a naranja y el toque dulce de los cranberries deshidratados.
Ver la receta
scones de naranja
Scones de té Earl Grey

Scones de té Earl Grey

Estos scones son una delicia. No son para nada secos y el té Earl Grey y las almendras le dan un sabor increíble.
5 from 5 votes
Imprimir Pin Rate
Plato: Desayuno, Hora del té
Cocina: Escocesa
Keyword: almendras, Earl Grey, hora del té, scones
Tiempo de preparación: 15 minutos
Tiempo de cocción: 20 minutos
Tiempo total: 35 minutos
Raciones: 15 scones de 7cm de diámetro
Autor: Lorena Salinas de Cravings Journal

Ingredientes

  • 240 ml leche + adicional para pintarlos
  • 1-2 bolsas té Earl Grey yo usé Supremo
  • 500 g harina sin polvos de hornear / sin preparar
  • 80 g azúcar blanca
  • 2 cdas polvos de hornear
  • 1 cdta sal
  • 160 g mantequilla sin sal fría y cortada en cubitos
  • 50 g almendras laminadas o picadas

Elaboración paso a paso

  • Calienta la leche e inserta la(s) bolsa(s) de té. Usa una si quieres un sabor sutil y dos si quieres un sabor más pronunciado. Deja que se enfríe por completo y retira la(s) bolsa(s) de té. ¡Es muy importante que se haya enfriado antes de continuar!
  • Pon la harina, azúcar, polvos de hornear, sal y mantequilla en un bowl. Pellizca la mantequilla con tus dedos mezclándola con la harina y demás ingredientes secos hasta que tengas una textura que parezca arena húmeda y ya no queden pedazos grandes de mantequilla. Si sientes que tus manos son muy calientes y van a derretir la mantequilla puedes enfriarlas con un hielito antes. Este paso también lo puedes hacer en un procesador de alimentos.
  • Agrega la leche y mezcla con una espátula para incorporarla. Luego de un rato la espátula ya no te va a ayudar así que usa tus manos para terminar de unir la masa. No amases la masa mucho o se va a poner dura.
  • Aplana la masa, envuélvela en film y se refrigera por 30min por lo menos o hasta 2 días.
  • Estira la masa sobre una superficie enharinada hasta que tenga 2cm de grosor.
  • Corta los scones como quieras: puedes hacer triángulos, círculos, corazones, etc. La masa que te quede tienes que mezclarla bien antes de estirarla de nuevo porque como es hojaldrada a veces se pone rebelde y no se quiere reincorporar.
  • Pinta los scones con leche y rocíalos con almendras laminadas o picadas.
  • Los scones van a un horno precalentado a 180°C/350℉ sobre una bandeja con mat de silicona o papel para hornear por 20-30min o hasta que estén dorados.
¿Probaste la receta?Menciona a @lorena.salinas en Instagram o usa el hashtag #RecetaCJ!

Este post es auspiciado por Té Supremo. Gracias por apoyar a las marcas que hacen que este blog sea posible.

1 comentario

Juan Carlos Ramirez Vergara mayo 23, 2023 - 10:54 pm

Ya tengo receta para una tarde de domingo

Responder

Deja un comentario

Rating de la receta




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.